LA IMAGEN GUIADA CON MÚSICA (GIM)
Y EL ANALISIS TRANSACCIONAL (AT)



Introducción:
El proposito de este trabajo es como desarrollar la practica terapeutica compaginando las herramientas que nos proporciona el GIM, con la fundamentación teórica y practica del AT.

Imagen guiada con musica (GIM) y Análisis transaccional (AT):
Helen Bonny, creadora del GIM (década de los 70) tuvo en cuenta los modelos de conciencia Junguianos y transpersonales y vio que con la ayuda de la música se podía acceder y explorar la psique humana a partir de imágenes, sensaciones, recuerdos...que surgían durante la sesión. El método, a partir de la intervención del terapeuta o guía, que induce a un estado mental magnificado, permite, al cliente o viajero, un amplio campo de percepciones y conocimientos de patrones subyacentes de la conciencia.

Desde el punto de vista teórico filosófico, se puede abordar el proceso como un camino hacia la màxima consciencia, indagando sobre todos los estratos de la psique humana. La teoría de los arquetipos, las imágenes universales, todos los aspectos conscientes, el inconsciente personal y colectivo , el proceso de individuación y el si mismo; los conceptos de sombra, persona, animus, anima, complejo.., son las aportaciones de Jung sobre el mapa o capas de nuestra alma. Con GIM se puede hacer un recorrido por nuestro yo desde el inconsciente, pasando por la consciencia y llegando a trascenderla.

El Análisis transaccional, creado por Eric Berne (1910-1970), tiene un enfoque humanista y se basa en una teoría de la comunicación psicológica sobre los pensamientos, sentimientos y conductas de las personas.

AT pone de manifiesto la respuesta de las personas en su interacción, no solo con otras personas sinó con ellas mismas, en los tres diferentes estados del yo: Padre, Adulto y Niño.
Estos dos puntos de vista terapéuticos confluyen en que ambos tratan a la psique humana a partir de varios estratos o niveles.

Estados del yo:
Actualmente se tienen en cuenta diferentes modelos que parten de las aportaciones de E. Berne sobre los tres estados del yo.(J. Oller Vallejo)

El modelo mas popular, el de los inicios del AT, es el de los tres estados del yo. Este defiende que cada estado puede ser positivo y negativo para nuestra vida. Cuando el Padre y el Niño son negativos es cuando repetimos experiencias del pasado. En el modelo del Adulto integrado, el Padre (introyecciones de las figuras parentales) y el Niño (fijaciones de la infancia) son efectos generados para sobrevivir y es lo que mejor sabemos hacer para seguir adelante. Pero el Adulto es el unico estado del yo que se considera apropiado a la realidad presente. Este modelo se puede considerar como un enfoque histórico de los estados del yo, Otro modelo es el modelo funcional que se extendería a más de tres estados ya que cada uno puede ser subdividido dependiendo de su funcionalidad, como por ejemplo el Padre Nutritivo, el Padre crítico, etc..


En este texto me basaré en describir la teoría del AT, a partir de los diferentes modelos sin entrar en controversias, porque cada uno aporta conceptos útiles para describir la personalidad.


Estado Niño y Padre
Según el modelo de los tres estados del yo, cuando estamos en el estado del yo niño, actuamos, sentimos, pensamos, vemos, escuchamos y reaccionamos como el niño que una vez fuimos. Cuando el niño es odioso, amoroso, impulsivo, espontáneo o juguetón se le llama Niño natural. Cuando es pensativo, creativo, curioso, intuitivo,se le llama Pequeño profesor y cuando esta atemorizado, culpable o avergonzado se le llama Niño adaptado. Frecuentemente el niño es culpado de ser la fuente de los problemas de las personas porque está centrado en si mismo, es emocional, poderoso y se resiste a crecer. La tarea del niño a nivel funcional es buscar y recibir cuidados de una forma saludable, no regresiva.

En los viajes de GIM muchas veces los viajeros tienen imágenes de cuando eran niños o ven figuras parentales. A veces estas figuras se acaban transformando en los mismos viajeros y con la fuerza iconográfica es más facil la identificación y pueden ven los patrones que les evocan y que tiene que ver con sus vivencias personales.

El estado Padre es como una serie de códigos de vida pregrabados, prejuzgados y prejuiciados: Cuando el padre es devaluatorio se llama Padre Crítico o protector y cuando da apoyo se le llama Padre nutritivo. Desde el enfoque funcional, la tarea del Padre es dar cuidados positivos ya sea en la infancia o en la vida adulta. En GIM a veces puede que la música opere como un padre nutritvo que acompanya y apoya el viaje interior de la persona.


Los impulsores y los arquetipos
Con los viajes de GIM se conecta el consciente con el inconsciente porque se hacen desde un estado donde la conciencia está en el límite del ensueño. Los pensamientos y los sentimientos subliminados de pronto pueden emerger. Todo sucede sin tener que pensarlo solo con permanecer atentos al proceso que evoluciona, por lo tanto nos será mas fácil detectar si el estado del yo en que está el viajero conecta con su interior programado desde su infancia y está siendo trasladado ahí para resolver algún tema importante.

Esto lo podríamos conectar también con lo que Berne llamó “impulsores” que són conductas que inducen a exigencias interiores que abocan a sentirse mal. En cada impulsor hay un mandato parental detrás del cual se encuentra un mandato inhibidor, aparentemente positivo pero acaba llevando a un desenlace negativo. A través de estos mensajes que nos han inculcado desde nuestra infancia, si queremos ser aceptados y amados debemos ser: “Se perfecto”, “Se fuerte”, “Date prisa”, “Complace” “Esfuerzate” y “Ten cuidado”. Estos impulsores tienen que contrarrestarse a traves de un derecho permisor que normalmente ha de interioriarse a traves de un trabajo terapéutico. Por ejemplo: En “Se perfecto”: - tienes el derecho a equivocarte-.
Hay que tener en cuenta que también los impulsores son características positivas de la persona y hay que poder encontrar este otro lado y potenciarlo de forma sana.

Para poder ver algunas similitudes de interpretación, por ejemplo cuando una persona que se encuentra bajo el impulsor de “Se perfecta” o “Salvadora”, va a tener probablemente en sus viages imágenes de superman, y podríamos decir que su arquetipo ( C.S. Pearson) es el heróe o el sabio ; la persona que tiene los impulsores “Se fuerte” y “Esfuerzate”, quizás verá imágenes de guerreros y su arquetipo sería el gobernante y/o el guerrero; Para “Complace” el arquetipo podría ser el buenhechor y/o el inocente;, en el caso de “Date prisa” el Bufón y en el de ” Ten cuidado”: el Huerfano, etc.

Con la elaboración de Mandalas al final del viaje de GIM se pueden hacer visibles las formas que suceden en el proceso inconsciente personal vivido durante la sesión y ver explicitamente estos símbolos. El círculo es un mensaje en código del si mismo interno (C.Jung) y el centro del círculo significa el centro del si mismo. Los mandalas nos muestran nuestro interior; como manejamos los colores y las formas, las podemos analizar bajo conceptos de figuras arquetípicas que tienen que ver con nuestra experiencia y con las experiencias anteriores, arraigadas colectivamente desde todos los tiempos (en el inconsciente colectivo). En los símbolos que dibujamos podemos ver también los impulsores y mandatos que nos influyen y nos condicionan.

El AT usa la información tanto verbal como extraverbal y se observa como se comporta el cuerpo . Algunas veces las manifestaciones de la psique no se entienden por el puro intelecto, el cuerpo a veces también está resolviendo algo y en este caso el GIM permite armonizar las impresiones corporales que suceden, se mueven y se impulsan bajo la influencia de la música.

El adulto
El uso de los tres estados del yo (Padre, Adulto y Niño) de manera flexible, armónica, adecuadamente adaptada a las situaciones de la vida, con el poder ejecutivo en el Adulto, es una forma óptima de funcionar. Este Adulto es el que se denomina el Adulto Integrado.(No entro aquí en la exclusión que hace el modelo, del mismo nombre, de los demas estados del yo) Una persona cuando funciona como Adulto Integrado, se comporta de manera que tiene en cuenta y cuida adecuadamente sus necesidades y deseos, sus emociones, sentimientos e ilusiones. Tiene en cuenta de manera realista los datos y circunstancias de las situaciones, los efectos y consecuencias de sus decisiones, de sus actos y el impacto que tendrán estos en su entorno y las personas de él. Se dirige a alcanzar sus propios objetivos y tiene en cuenta sus propios criterios, valores y su ética y respeta los de los demás. Los niños pequeños pueden estar en su Adulto (pequeño profesor: con un campo de datos mas limitado y procediente de las figuras parentales) y las personas crecidas bien ajustadas pueden usar su padre (para dar cuidados) y su niño (para buscar y recibir cuidados) todo el tiempo (siempre que sean saludables).

Un proceso extremadamente importante en el modelo de los tres estados del yo, es la descontaminación del Adulto que significa que los otros dos estados se mezclan de forma no saludable, confundiendo el funcionamiento idóneo de la persona. También es relevante ver si hay la exclusión de algún otro estado, ya que todos deben estar disponibles y que sus interacciones no esten contaminadas y no intercedan en la realidad personal. Por esto cuando con GIM se ven imágenes que muestran la disgregarción de los estados del yo, confrontandolos se puede descontaminar a la persona de sus prejuicios, autoengaños y fijaciones arcaicas de su mandatos externos que han sido introyectados.

El guión de vida, los juegos y las carícias
Si la persona en su viaje de GIM tiene imagenes míticas de cuentos de hadas o historias de heroes, también se pueden relacionar de como han llegado a escoger este papel en su guión que les perjudica.

Los analistas transaccionales creen que la mayoría de personas están básicamente OK y se encuentran con dificultades por mandatos y atribuciones de sus figuras parentales que les afectaron de forma dañina y larga. Las personas llegan inconscientemente a la conclusión de como se va a desenvolver su vida: corta, larga, saludable, insana, feliz.... Esta decisión es el guión de vida.

Las caricias son reconocimientos que una persona da a otra. Son esenciales para la vida, un niño no puede vivir sin caricias, los adultos pueden sobrevivir con menos caricias físicas porque aprenden a intercambiar caricias verbales. Las positivas son de alabanza y expresiones de afecto, y las negativas son juicios negativos y descalificaciones El intercambio de caricias conforman los juegos psicológicos y hay un pago final, (normalmente acaban mal) o ventaja oculta, que motiva a jugar aunque las caricias no sean satisfactorias se prefiere estas a no tenerlas.

En GIM se pueden obtener caricias positivas y sentir las negativas desde otro punto más visceral y orgánico y ver los juegos psicológicos desde una perspectiva más simbólica. Si colocamos las imágenes y las sensaciones bajo estas premisas podremos enseñar a ver mas claramente al viajero cual es le pago final que está buscando.

GIM y AT, sus confluencias
GIM y AT se complementan. En los viajes de GIM  se entra en ENO (estados no ordinarios) de conciencia y el AT, como contraprestación, nos ayuda a estar en el aquí y ahora y volver a conectar y anclar a la persona en la pre y en la post sesión, al mostrar los estados del yo que actuan durante los viajes.

Pero también tienen afinidades importantes.

La tendencia humanista de canalizar el proceso hacia una autorrealización y hacia la necesidad de ser uno mismo y de que la respuesta está en nosotros, es un denominador común de las dos posiciones terapéuticas. Su forma de ver a la psique humana como niveles o estados también confluyen. Por esto si nos basamos en el hecho de que cada terapia trabaja sobre distintos estratos de la conciencia, podremos ver también las conexiones entre estas dos visiones.

El camino que se puede recorrer en un proceso terapéutico empieza por incorporar la sombra que proyectamos, seguir por la integración del cuerpo y la mente para llegar a culminarlo en la trascendencia, donde nos desligamos de todas las ataduras, integramos todos nuestros opuestos y formamos parte de un todo universal.

El AT inicia la conexión de la persona en el momento de incluir la sombra como algo que le pertenece y acompañarla en su proceso de individuación, El GIM puede llevarnos a descubrir la espiritualidad, pero es importante que se mantenga el acceso a los otros niveles anteriores para no perder la realidad. Por esto estos dos enfoques terapeuticos yuxtapuestos acompañan a la persona que inicia su recorrido interior desde el primer hasta el último eslabón de una escalinata que llega hasta la conciencia de unidad universal y que nos trasciende, sin olvidarnos de ser humanos.

Eric Berne también utilizó el círculo como símbolo de los estados del yo, aunque de forma distinta a la que lo utilizó Helen Bonny. Pero el círculo es una figura arquetípica que existe en todas las culturas y tiene un significado implicito de totalidad y de contenedor importante.
Me pregunto que pasaría si en una sesión de GIM en vez de un círculo en el papel pusieramos tres y la persona podría dibujar a tres niveles diferentes: con su niño, con su adulto y con su padre y quizás podría ver mejor que forma tiene de interactuar con ellos y le podría dar mas información sobre si mismo. Por otro lado veo la dificultad que conlleva para la persona proponerle esta intelectualización cuando sale de un viaje de GIM.

Quizás una forma más factible sería preguntar a la persona después de dibujar su mandala, como lo interpretaría un niño, un adulto o una figura parental, para activar y mostrar sus diferentes estados del yo. Soy consciente que es una idea muy embrionaria y hace falta investigar sobre ella probandola en la pràctica clínica para saber si resultará ser eficaz para el proceso. En definitiva, lo que está claro es que estas dos formas de ver el proceso terapéutico juntas, dan más luz para descubrir el rumbo personal del viaje de la vida .

Carme Nonell. marzo 2011


BIBLIOGRAFÍA:

- Bonny, H. Imagen Guiada con Música
- Jung, C. El hombre y sus símbolos
- Person, C.S. Despertando los héroes interiores
- Jung, C. El mapa del alma
- Berne, E. Los juegos que participamos
- Steirn C. Los guiones que vivimos
- Berne, E. Que dice usted despues de decir Hola
- Oller Vallejo, J. Un analisis integrador de los modelos de los estados del yo